Editorial (30/03/2011)

 

Hoy es el último día en que NGC 3660 actualizará sus contenidos, salvo por aquellos capítulos semanales aún pendientes del proyecto Los Caídos, que seguirán siendo publicados hasta que éstos finalicen. Por lo tanto, tras 10 años de actividad y, espero, un significativo aporte a nuestros géneros, NGC 3660 descansa de manera indefinida.

La web, por supuesto, continuará mostrando los contenidos publicados hasta el momento, como no podía ser de otro modo, pero su actividad, insisto, termina aquí: la labor editorial, sumada a la del día a día, hacen prácticamente imposible una continuación de las actualizaciones —tras cada una de ellas, como los autores bien saben, hay además  un trabajo de lectura, comunicación y preparación que a día de hoy me es imposible llevar a cabo.

Por otra parte, NGC 3660 descansa tranquila puesto que actualmente el panorama ha cambiado mucho, y además de existir otras páginas como es su caso, consagradas a la misma función, existen asimismo otros rincones en la red (blogs principalmente) creados por los propios autores donde también estos dan a conocer sus obras.

Para finalizar, me queda decir que ha sido un placer colaborar con todos y cada uno de los autores que han nutrido durante diez años a esta pequeña galaxia (muchos ya grandes amigos), y saber que, algunos de ellos, gracias a nuestro aliento y precisamente a este pequeño espacio, a día de hoy son publicados en papel por diversas editoriales y su actividad literaria goza de una excelente salud. Esto, personalmente, me hace sentir muy orgullosa. 

Gracias también a nuestros lectores, y a aquellos que hicieron posible que NGC 3660 recibiera dos Premios Ignotus.

Y, gracias, en definitiva, a todos, por la experiencia y por permitir que esta web haya ocupado un pequeño espacio en vuestras vidas.

Ha sido un placer.

LARGA Y PRÓSPERA VIDA a nuestros géneros.

 


Los Caídos #50: Asalto (Parte 2)
Escrito por Magnus Dagon   
Jueves, 03 de Noviembre de 2011 09:01
[24 pags.]
 Otros formatos: 
 
 
 
 
 
 
EN EL NÚMERO ANTERIOR:

Los Caídos se preparan para la gran pelea final en el mismo hogar de Hades: la colonia Hidra. Para ello han habilitado nuevos poderes para el traje, así como rescatado algunos de los que tenían en su etapa como superhéroes. Una división de élite formada por todos los jefes de escuadrón es la encargada del ataque, pero Warren Shockman y Ellie Wing consiguen colarse en la nave que les transportará para participar también en la refriega.

 
 Click en la imagen para verla maximizada
 
 
Autor: Magnus Dagon
lustración de portada: Magnus Dagon
 

Leer más...
 


Las mentiras de la bruja
Escrito por Laura López Alfranca   
Miércoles, 30 de Marzo de 2011 09:23
 
[5 pags. aprox]

 
Las luces rojas daban un aspecto siniestro a la vieja habitación, las telas de araña, las velas de sangre brillando con llama negra, mientras que la cera se colaba por las oquedades muertas de las calaveras. Los matraces burbujeaban conteniendo trozos humanos pútridos y aún vivos, seguramente preparados para algún ritual maléfico. Las paredes curvas hacían que el llanto del bebé reverberase mil veces, dándole mayor dolor de cabeza y desease arrancarle la de la criatura con más ansia. En la cúpula se asomaban las estrellas y la luna a modo de fina sonrisa gatuna a punto de desaparecer. En el suelo se veía dibujada con sangre oscura cientos de estrellas y conjuros en frases malditas. El lugar olía a cientos de perfumes que, para vergüenza de las presentes, hacían que sus vientres ardieran entre el aroma frutal y prohibido.

Leer más...
 


Nacimiento
Escrito por Raelana Dsagan   
Miércoles, 30 de Marzo de 2011 09:21
 
[5 pags. aprox]
 
 

Me hago añicos, me desintegro, me estoy desintegrando. Las lágrimas son trozos del alma que salen por las grietas. Se escapa. Quiere huir antes de que el dolor la alcance. El dolor. ¿Cómo será cuando ya no lo sienta? ¿Cómo será entonces? Cuando el sudor no empape las sábanas. Grito. No puedo más, simplemente no puedo más, pero las palabras no llegan a salir de mis labios. Las contengo. Las reprimo. Queman mi garganta, mi frente, hacen temblar mis manos...Tengo sed. El esfuerzo de levantar la cabeza para que mis labios ardientes rocen el paño mojado es demasiado intenso. Ella no se cansa. Lo hace una y otra vez. El agua resbala por las comisuras de mis labios. Me hundo. Me estoy hundiendo. Y el silencio me devuelve el eco de una vida que se aleja. No tengo futuro. ¿Y el presente? ¿Dónde está el presente? ¿Por qué me ha abandonado? Sólo quiero pasar mis últimas horas consciente, sin dolor. Ojalá pudiera convertirme en humo. Salir volando y alejarme de este fuego que me quema desde dentro. Sé que ni siquiera en la muerte hallaré descanso. No quiero morir. Me rompo. Me estoy rompiendo...

Leer más...
 


Libro de heridas
Escrito por Fernando Cámara   
Martes, 29 de Marzo de 2011 09:40

 [1 pag. aprox]

 

Este es un libro de heridas. Y eso es bueno. Todos tenemos algunas. Porque la vida rasga.

Es un libro que hiere. Y eso está bien. Porque de libros inocuos ya están llenas las estanterías.  Este libro produce una fina raja entre tus dedos al pasar las hojas. Esa pequeña herida que escuece tanto por culpa de papel. Una marca que dura un par de días. O quizá para siempre si sabes mantenerla fresca y abierta. Cada día un milímetro más larga, hasta que cercene tu dedo por completo, tu mano, tu brazo, tu cuello... 

 

Gracias, Javier, por hacer tan vivo el dolor.

Gracias, Pily B., por el papel cortante.

 


Cuerpos descosidos se presenta el día 29 de marzo a las 19:30 horas en Casa del Libro (Gran Vía, 29. Madrid)

 


La chica y el demonio
Escrito por Daniel González Chaves   
Martes, 29 de Marzo de 2011 09:37
 
[10 pags. aprox]
 

I

 

¿Sabe lo que es la criptozoología?

Como científica me dediqué a esa polémica ciencia toda mi vida, aún cuando no pocos aseguraron que malgastaba mi intelecto privilegiado persiguiendo monstruos. Esto porque la criptozoología es la ciencia que estudia los animales misteriosos. Me obsesioné con ello desde que alguna criatura cuya identidad no recuerdo desfiguró mi rostro siendo una niña condenándome a una vida de soledad y rechazo por mi aspecto parcialmente desfigurado y que ninguna cirugía logró nunca corregir completamente a pesar de las inversiones millonarias de mis acaudalados padres pertenecientes a la aristocracia de Escocia.

Leer más...
 


La búsqueda de To
Escrito por Antonio Ruiz Alba [Aralba]   
Lunes, 28 de Marzo de 2011 11:06
 
[9 pags. aprox]

 

Las facciones de mi viejo amigo To, reflejaban una extraña expresión entre ingenua alegría y nostálgica tristeza.

Es cierto que a To todo el mundo le quería; pero no es menos cierto que la mayoría de las personas que se le acercaban, buscaban algún provecho egoísta.

Su enorme nariz, entre graciosa y monumental, digna de una oda de Don Francisco de Quevedo, le daba un cierto aire de muñeco de peluche.  Sacado, quizá, de algún cuento para niños chicos.  En realidad, haciendo honor a la verdad, durante el tiempo que le conocí jamás había tenido con To una extensa conversación. Pero sin saber ni por qué sí, ni por qué no, sentí de repente una enorme curiosidad.

Leer más...
 


Reliquias mágicas
Escrito por Carlos Pérez Jara   
Lunes, 28 de Marzo de 2011 11:05
 
[18 pags. aprox]

 

 

Cuaderno Primero                                                  

 

 

La otra tarde me di cuenta de que no había vuelto a hablar de mi historia desde la muerte de Nara. Estaba en el bosque con Palibo, cerca del sendero principal, cuando pensé en lo rápido que transcurren los años y en lo fácil que resulta volver a la infancia.

—Palibo, quiero contarte una cosa —le dije. Palibo estaba mirando entonces Origen con aire ausente, casi melancólico. 

Como responsable de la administración de lo que queda de mis propiedades, este hombre siempre ha usado su pericia y su compromiso con el deber para cumplir con sus obligaciones. Por lo que a mí respecta, sigue siendo mi brazo derecho antes incluso de la rebelión de los Isorios o de aquellas revueltas propiciadas por la crisis económica. Ya entonces supo conservar el orden dentro de Vxoc, echando a las doncellas y criados menos aptos o a aquéllos que podrían haberme traicionado sin dudarlo un segundo. Tiene toda mi confianza.

Leer más...
 


La señora Finch y el extraño sueño de Martin Clatcher
Escrito por Juan Ignacio Vidal   
Miércoles, 23 de Marzo de 2011 10:33
 
[5 pags. aprox]
 

 

Llega un momento en la vida en que te plantas delante del espejo y la imagen que ves reflejada se te antoja la de un completo desconocido. Tu familia, tu trabajo, tus amigos, todo te resulta absolutamente ajeno. Es como si tu existencia hubiera fluido por un cauce caprichoso sin tener para nada en cuenta tus deseos y, por mucho que te estrujes el cerebro, no eres capaz de recordar cuándo te convertiste en la persona que eres hoy en día, cómo has llegado hasta donde estás.

Mi nombre es Martin Clatcher y puedo decir sin temor a equivocarme que yo, en cambio, recuerdo exactamente el día (o más bien la noche) en que empecé a convertirme en el hombre que soy, el escritor afroamericano más importante desde Ralph Ellison, según el New York Times (aunque no creo que sea para tanto).

Leer más...
 


Los mitos asociados a la Ciencia Ficción PDF
Escrito por José Jorquera Blanco   
Martes, 22 de Marzo de 2011 10:04

 [8 pags. aprox]

 

Durante mucho tiempo se está debatiendo el tema relativo a una definición de qué es Ciencia Ficción y que no. Muchos autores se han aventurado a ello con bastante buen criterio y acierto. Sirva pues, este análisis como un mero juego especulativo para aquellos que lo deseen. Porque su objetivo no es más que un mero entretenimiento por mi parte, además de ser una forma de plasmar las múltiples ideas que nos rondan la cabeza hace tiempo. Espero que ustedes pasen un rato interesante leyendo este texto. Y si llegase el caso, surgiera alguna inquietud o inspiración para abrir nuevas perspectivas de análisis o ideas a aquellos aficionado más entendidos ¡al menos alguna utilidad tendría!

Volviendo al tema sobre la definición de un género y sus dificultades, no voy a entrar a definirlo, ya que esta suficientemente explicado. Aún así, quizás sí que pueda apuntar a aquellos mitos asociados al mismo, que enturbian la vista y complican su definición. Creo que el problema que existe sobre el tema es debido a un profundo error de concepto que se tiene del género. Causado, frecuentemente, por la existencia de unos tópicos y prejuicios previos.  Quizás si analizamos el por qué de éstos, se podría llegar a una conclusión, o al menos intuir donde radica la raíz del problema y buscar una posible vía de solución.

Casi siempre se señala como culpable de ello a la denominada Aventura Espacial o Space Opera. Es fácil encontrar un chivo expiatorio al cual acusarle sobre la mala fama del género, pero sería tremendamente injusto señalarlo como el único elemento, sobre todo porque además cuenta con obras impresionantes y maravillosas. Durante un tiempo indiscutible se la ha relacionado con el género, pero este enlace no ha estado exento de polémicas. Si hacemos caso a la definición de la Wikipedia, se encuadraría dentro de la fantasía. Por el contrario, si comprobamos la definición de la web Alt+64 lo definen como «género menor» de la Ciencia Ficción. 

Leer más...
 


Apuntes de viaje
Escrito por Laura Núnez   
Martes, 22 de Marzo de 2011 10:03
 
[29 pags. aprox]
 
 
 

Saharîm, (Lunes, segundo día en Mael’eb)

 

No puedo escribir mucho hoy. Me siento terrible. Espero que los complementos y sueros que me han dado hagan efecto. Rápido, porque si paso otro día como el de hoy creo que voy a morir en este asqueroso planeta. Vómitos, alergia, dolores de cabeza y en las articulaciones. Lo odio. Lo odio. Mael’eb te odio. Todo es veneno, el aire, la comida. Qué haga efecto el cóctel ese que me dio el médico. Por favor, rápido. Qué me haga efecto ya o que me mate, pero esto es insoportable.

 

Leer más...
 


Matrices Perinatales Básicas
Escrito por Fco. Javier Pérez   
Viernes, 18 de Marzo de 2011 10:19
 
[14 pags. aprox]
 
 «Bajo la esfera explicada de cosas y acontecimientos separados, se halla una esfera implicada de totalidad indivisa, y este todo implicado está simultáneamente disponible para cada parte implicada».

David Bohm, La totalidad y el orden implicado.


«Lo inconsciente está asentado sobre un estrato perinatal en el que se concentran las experiencias, traumáticas o no, del proceso del nacimiento biológico».

Stanislav Grof, Matrices Perinatales Básicas.

 

Mira un palmo por encima del agua, donde el sol de la mañana trata de abrirse paso entre zarcillos negros defecando ceniza que algunos osados peces, recuperados tras la explosión, confunden con comida caída del cielo; el maná de los testigos. Presta especial atención a la calma que subyace tras el estruendo. Contempla la bóveda celeste que permanece incólume e inculca con sus brillantes dedos de oro las buenas maneras con que a la atmósfera gusta tratar incluso a aquellos que algún día la herirán de muerte. Un brazo cuelga de uno de los lados de la improvisada balsa, cosquilleando las olas. Pedazos de madera en derredor, que vagarán a la deriva hasta encallar quizá en alguna playa remota, que el tiempo y el salitre pudrirán despacio; las carcasas del cementerio flotante. Tinte escarlata, como una amenaza de medusas. Círculos concéntricos alrededor de la balsa, síntoma de que la onda expansiva abandonó su punto de origen hace demasiado. Contempla el nuevo principio tras la Cúspide del Eón Azul. Presta especial atención al hecho de que ya no quedan más que restos, orgánicos e inorgánicos a partes casi iguales pero en una mínima proporción de lo que fue, apenas un recordatorio del hundimiento de la mayor proeza de ingeniería náutica creada jamás. Mira el cielo despejado, ahora que el humo se ha disipado, las astillas, la ausencia de metal, que en estos momentos debe yacer en el fondo del mar que dio a luz a la venganza desatada durante la noche del parto más doloroso. Siente el pitido en los oídos, añadiendo un burlón fondo musical a la escena.

Leer más...
 


Mi tumba
Escrito por Luis Bermer   
Viernes, 18 de Marzo de 2011 10:17
 
[1 pag. aprox]
 
 

Mi tumba es un lugar cambiante. En ocasiones la encuentro cálida, mullida; un refugio a prueba de toda inclemencia del exterior. Otras, las más de las veces, se convierte en un pozo frío, lúgubre, de oscuridad sin fondo, que roba el aliento. Dentro de este abismo, los ojos no sirven de nada, y los oídos sueñan voces azules. Una de ellas, la mía, intenta destacarse, servir de guía, pero confieso que resulta difícil poder distinguirla. Entre ecos, susurros, ensoñaciones y recuerdos que cruzan esta oscuridad, el tiempo se desgasta, y olvido, por momentos, cómo mi tumba se corroe en su fricción hostil con el mundo. ¿No es esta negritud interna un universo aparte? ¿No nacen estrellas y mueren mundos? ¿No es un reflejo del cielo nocturno? Solo, siempre solo en medio del eterno infinito. Un infinito de uno, espacio para toda soledad y ninguna compañía. No puedo moverme pese a que nada me lo impide. En este espacio cerrado no hay distancias, ni metas; en su lugar flota una espera, que con todo y con nada se llena. Aquí encerrado construyo la realidad ¿Así vive Dios? ¿Consigo en su locura? Enterrado en la tierra roja de mi cuerpo, mi voz es el rumor de un río subterráneo que fluye sin pausa. Sobre la misma sangre se hunden palabras extrañas. ¿Es esta la vida de un muerto? ¿El sueño de un vivo? Mi mente es la canción de mil estrellas en esta helada noche de ataúd. Cada idea, un fulgor estéril. Cada emoción, un lamento. Todo es frío, no hay consuelo.

Leer más...
 


Dulces sueños, Carl
Escrito por Juan Manuel Valitutti   
Miércoles, 16 de Marzo de 2011 07:03
 
[3 pags. aprox]
 

(Publicado en Red de CF N° 1)

 

Carl abrió las hojas del ventanal y salió al balcón que se proyectaba sobre la calle iluminada por la Luna.

Estuvo de pie un buen rato, lo suficiente como para que sus feromonas de ente con vida impregnaran el viento nocturno.

Entonces los vio llegar. Primero uno o dos, luego un grupo. Los vio concentrarse en la plaza, rodear el tiovivo, detenerse bajo la altura muerta de un farol. Los vio olfatear el aire. Alguno lo señaló. Carl se preguntó cómo lo verían: un hombre alto —no porque lo fuera, sino porque estaba erguido completamente sobre sus piernas—, con pelo en la cabeza, ¡con barba en la cara!, vigorosamente humano y…

Leer más...
 


Náufrago
Escrito por Rodríguez Vázquez   
Miércoles, 16 de Marzo de 2011 07:02
 
[4 pags. aprox]
 

 

Nunca me hubiera imaginado dormir flotando en el espacio. Si me lo hubieran dicho hace tres años, cuando me licencié en la escuela militar interplanetaria de Chicago, sinceramente, no lo hubiera creído. El problema, claro está, es que jamás me advirtieron de que si me hacía comandante de una nave encargada de recoger chatarra, tendría que tener cuidado de que no fuese también chatarra mi propio medio de transporte. La maldita Matt Shino S. L., ya se decía, no escatimaba en escatimar. Y yo, como un idiota, no hice caso a los rumores ni a las palabras sabias de mi compañero Adam. ¡Adam, mi buen y amado amigo! ¿Qué sería de él? Seguro que el maldito estaba llevando pasajeros en vuelo comercial hasta Marte, con un sueldo y una paga de jubilación dorada, tomando aquellas bebidas a base de frutos extraños que los ciudadanos de Marte hacen tan bien; solo por esto merecía la pena tener relaciones comerciales con los feos y azulados tipos marcianos.

Leer más...
 


Lázaro, el condenado de la tierra
Escrito por Iván Medina Castro   
Lunes, 14 de Marzo de 2011 11:27
 
[4 pags. aprox]
 
 

 

como el fugaz destello condenado de explosiones solares

que sólo impresionan borrosamente los ojos de los ciegos,

el comienzo del horror pasó casi inadvertido: en la locura

de lo que vino después, de hecho fue quedando en el olvido

y tal vez, no se relacionó de ningún modo

con el horror mismo. Era difícil juzgar.

William P. Blatty

 

 

Según establece el libro sagrado de los hebreos, en una región localizada a pocos estadios de Jerusalén, se hizo el milagro de la resurrección. Sin embargo, por orden estricta de los protectores del lugar de culto, se decidió velar hasta el olvido el destino del resurrecto. No así para Martha, la hermana mayor de quien se habla, y de quien su relato fuese luego recogido en un escrito apócrifo llamado el Evangelio Secreto de Marcos.

 

Leer más...
 


Milagro divino
Escrito por Marcos Zócaro   
Lunes, 14 de Marzo de 2011 11:26
 
[1 pag. aprox]
 
 
 
De tanto hablar con Dios y de tanto invocar su infinita misericordia para obtener su perdón, el condenado fue declarado insano y así salvado del pabellón de la muerte.

Leer más...
 


Por la revolución
Escrito por Néstor Darío Figueiras   
Lunes, 14 de Marzo de 2011 11:25
 
[5 pags. aprox]
 

 

Había llegado el técnico.

El alivio se pintó en la cara de mi jefe. Ahora sonreía estúpidamente al borgo de mono gris, mientras el sudor le perlaba la frente estriada y los mofletes morados. Sus ojillos, curiosamente bovinos, parecían hundirse cada vez más en esa cara congestionada. Espasmódicamente, como si se tratara de un tic, su índice derecho subía como el gancho de una grúa y trataba de aflojar el cuello rígido de la camisa, ceñido por una llamativa corbata mimética, de esas que tornasolan para combinar con la pintura de las paredes, o con la alfombra. A pesar del tironeo continuo, la papada grasienta seguía desbordando, estrangulada y lívida, sobre el nudo tudor desmañadamente hecho. La camaleónica seda italiana replicaba el logo de Sonilex & Cía., que se repetía infinitas veces en los muros acristalados y en los salvapantallas de las computadoras en desuso: una semifusa aserrando con su plica dentada a un cerebro sangrante. Sonilex suena más fuerte.

Leer más...
 


La insatisfacción del todo
Escrito por Roberto Jiménez   
Viernes, 11 de Marzo de 2011 09:14
 
[15 pags. aprox]
 
 
 
Un cuento escrito en cinco actos

 

«intrincados senderos de la soledad; sólo conducen al confinamiento».

Anónimo

 

ACTO I:

El mimo

 

Érase una vez un mimo que vivía en el interior de lo que parecía ser una enorme caja de paredes color salmón. Pasaba las horas muertas, aletargado, sumido en la más absoluta somnolencia. Raras veces quebraba la simetría de su propio inmovilismo; y cuando lo hacía, era con el único propósito de desentumecer sus músculos.

El mimo ignoraba cómo había llegado a convertirse en lo que era: una víctima propiciatoria del concepto. Pero eso no le inquietaba demasiado, pues pensaba que su presencia ahí, dentro de aquella caja color salmón, era necesaria... incluso, vital.

Leer más...
 


La nopalera
Escrito por Eliana Domínguez   
Viernes, 11 de Marzo de 2011 09:13
 
[15 pags. aprox]
 
 

Los habían oído muchas veces. A veces en sueños, a veces en la realidad. Fuera como fuese, Vita y María habían cuestionado muchas veces a su madre sobre esos ruidos que parecían sollozos. Los sollozos que se escuchaban en el fondo del patio. La respuesta de su madre siempre era la misma evasiva: que no entendía de qué le hablaban sus hijas o que decía no escuchar nada de ruidos extraños, pero, a pesar de su menuda edad, Vita y María sabían que lo que escuchaban por las noches al fondo del patio era real.

Leer más...
 


Anticuerpos
Escrito por Sergio Alejandro Amira   
Miércoles, 09 de Marzo de 2011 09:56
 
[8 pags. aprox]
 
 

 
Variaciones sobre un tema de George Stark
 

 
Visualice un Mall; uno de esos leviatanes arquitectónicos que congregan en sí toda clase de productos y servicios. Librerías donde fácilmente puede gastarse el salario mínimo en dos o tres libros; cines de múltiples salas; patios de comidas; arcades pletóricos de vídeo-juegos; clínicas; supermercados… si se trata de algo que produce una ganancia económica tenga seguro que está allí, siempre y cuando no se trate de drogas o prostitución, claro está. Todos los rubros y actividades concebibles para quitarle el dinero a los pobres infelices que cual voluntarios jonáses desean ser tragados por este verdadero monstruo acromegálico y no abandonar jamás sus entrañas.

Leer más...
 


Marianne
Escrito por J.E.Álamo   
Miércoles, 09 de Marzo de 2011 09:54
 
[4 pags. aprox]
 
 
 

—Confía en mí, dame las manos.                                                                                       

Ella lloraba en silencio, abrazada a sus piernas y con la mirada enloquecida de un lado para otro. Aguardando el siguiente horror. Preguntándose por qué.

Un ángel, pensó él. No debería seguir aquí.

Tras ella ardía una granja presa de llamas voraces que avanzaban hacia los arbustos entre los que ella se ocultaba.

—Dame las manos —insistió él levantando la voz, pero con el tono suave.

Leer más...
 


Manual para un crimen
Escrito por Claudio del Castillo   
Martes, 08 de Marzo de 2011 07:32
 
[5 pags. aprox]
 
 
 
Era la esperada tormenta de una medianoche de octubre. La luz de una vela reñía con la penumbra en el comedor de la casa de Arturo y Elisa, cuando una ráfaga de aire frío se coló por la ventana entreabierta. El despertar súbito de la llama destacó la silueta de Arturo, que se deslizaba errático desde un teléfono recién lanzado al suelo. El joven se sentó sobre la mesa y empezó a balancear las piernas al compás de sus pensamientos. Algo había terminado de romperse en su cerebro.

Había pasado la tarde afilando una navaja; admirando el perfil de la que iba a ser el arma homicida. Sin embargo, ahora la sostenía con la punta de sus dedos, con respeto. La colocó ante sí. Desde el metal bruñido lo contemplaba un ojo marchito por el insomnio, con la antigua obsesión ya apagada.

Leer más...
 


Rosefield
Escrito por William Ernest Fleming   
Martes, 08 de Marzo de 2011 07:30
 
[8 pags. aprox]
 
 
 
Recorte de prensa de La Gaceta del Pueblo

 

«El día 15 de octubre de 2011 en la celda del hospital psiquiátrico de ROSEFIELD el paciente James Mathews desapareció misteriosamente. En las paredes, escrito con lo que parecía ser su propias deposiciones, las palabras: ELLA ESTA AQUÍ, SÉ QUE NO TENGO SALIDA».

 

El coche, un viejo Plymoth Fury de 1958, heredado de sus abuelos y con un estridente tono rosado, aparcó en la puerta de la enorme casa, que ahora era la parte central de las visitas en aquella pequeña isla; en la cual desde hace casi doscientos años se trataba de curar a las personas, que según la sociedad habían perdido el juicio.

Leer más...
 


Vivo en un cuadro
Escrito por José Carlos Canalda Cámara   
Martes, 08 de Marzo de 2011 07:29
 
[10 pags. aprox]
 
 
 
Vivo en un cuadro. Ya sé que a ustedes les extrañará lo que acabo de afirmar, pero les aseguro que es cierto. Rigurosamente cierto.

Claro está, me dirán que eso es imposible, que no se puede vivir en el interior de un cuadro... y entiendo que lo crean así, puesto que nadie ha podido ver jamás a ninguno de nosotros, los habitantes de los cuadros, o cuadrícolas, como preferimos denominarnos nosotros; porque no se trata de nada fácil.

Leer más...
 


Ideas, variables e incógnitas del Multiverso [Entrevista a Víctor Conde - 2011]
Escrito por José Jorquera Blanco   
Viernes, 04 de Marzo de 2011 09:05

[6 pags. aprox]


JOSÉ JORQUERA: Víctor Conde, pseudónimo bajo el que se esconde un autor polifacético que comenzó publicando en el famoso Ezine Axxón, continúo en las revistas Gigamesh, Solaris, Asimov o Artifex. Además, éste tinerfeño ha participado en las antologías Visiones y ha publicado diversas novelas de fantasía, ciencia ficción y terror. Sus publicaciones son bastante extensas destacando: Heraldos de la luz en 2010 con la editorial Hidra, Los relojes alestes también en 2010 con el Grupo AJEC, Naturaleza muerta en 2009 con la Editorial Dolmen, El dragón estelar en el año 2007 con Timun Mas. Ha sido finalista dos veces del Premio Minotauro con Mystes en 2004 y El teatro secreto en 2005 (ambas publicadas posteriormente) y ganador del mismo premio en el año 2010 con las Crónicas del multiverso.
 
Aunque en esta red de redes nada queda escondido por mucho tiempo ¿Por qué el pseudónimo? ¿Tienes algún problema en revelar quién se esconde detrás de Víctor Conde?

Leer más...
 


El guión
Escrito por Pedro Pemau Alonso   
Jueves, 03 de Marzo de 2011 09:04
 
[1 pag. aprox]
 
 

La ejecutiva del canal temático se había leído el guión como un favor a su jefe. El autor era el hermano de su yerno o el primo de su cuñado, no estaba segura. Descubrió que no estaba mal aunque tampoco era para tirar cohetes. Podía dar para un telefilme de psicópatas y poco más. Se notaba que estaba escrito por un novato: descripciones demasiado prolijas, diálogos largos y cosas así. Tendrían que retocarlo.

Decidida a despachar el asunto cuanto antes llamó al autor.

—¿Señor Valle? Le llamo del Canal SPN, espero no pillarle en mal momento.

—No, acabo de aparcar delante de una agencia inmobiliaria. Estoy buscando piso…

—¿Puede hablar unos minutos?

Leer más...
 


Ego ex machina
Escrito por Ariel Ledesma   
Martes, 01 de Marzo de 2011 09:32
 
[4 pags. aprox]
 
 
La palabra justa.

Un gesto exagerado y sus neuroterminales chirrían de data que fluye a su consciencia como un huracán. Debería subir el umbral de seguridad para dejar un flujo menos cercano al punto de saturación, pero no puede, ni lo desea, cuando la desesperación le corroe las tripas.

Tiene que ordenar sus pensamientos o la marea de gugles simplemente lo va a tapar.

La palabra justa. Esa es su obsesión y la transmite subliminalmente al motor de búsqueda.

Leer más...
 


La segunda
Escrito por Ricardo Manzanaro   
Martes, 01 de Marzo de 2011 09:30
 
[1 pag. aprox]
 
 
Alberto, de tendencia incrédula en temas de parapsicología, no prestó la más mínima atención a la noticia que difundía la radio:

Diversos testigos afirman haber varios platillos volantes sobrevolando la comarca del río Jalón. El primer avistamiento tuvo lugar…

Leer más...
 
¿Quién está en línea?
Tenemos 32 invitados conectado